ENERGIAS TELURICAS

Mucho se ha hablado de Telurismo en este siglo, y en el pasado, pero la Geofísica, la Geología y la Hidrología de hoy en día, apenas saben nada del Telurismo, mientras que la Tierra cada vez con una mayor cadencia Tiembla, pero la Ciencia es incapaz de Predecir ni un Simple Terremoto, en cualquier lugar de nuestro precioso Planeta. ¿Es buena nuestra ciencia?

¿Por qué pierde el tiempo y el dinero la ciencia mandando Basura Tecnológica al Espacio? ¿Es buena nuestra Ciencia, cuando en el planeta hay millones de personas que no tienen agua potable para beber y viven en verdaderas alcantarillas?

Sacar una carrera de estas es complejo y laborioso hay que re-Conocerlo. Quizás se necesiten 5 años, o tal vez más; pero ser un Maestro en Telurismo también es ciertamente complejo; pues un servidor a pesar de llevar más de 24 años de Experiencia Telúrica, Geomántica, Rabdomántica, Radiestésica, Radiónica, Psicotrónica y Geobiológica, ¡se considera un simple aprendiz del telurismo!

La Ciencia aborrece lo telúrico, porque las Puertas del Conocimiento permanecen cerradas para una Ciencia sin Conciencia de su propia Divinidad. Cuando la Ciencia ya no cree ni siquiera en un Principio de vida Universal; la ciencia fenece y languidece, y pierde las llaves de la Esperanza que le podrían abrir las Puertas a una Nueva Ciencia más Humana y Solidaria. ¡Una excelente Ciencia Cosmotelúrica!

¿De que sirve una Ciencia Agnóstica cuando debería ser Gnóstica? ¿De que sirve una Ciencia que repudia el Re-Ligare, y una Religión que aborrece la Ciencia de la Meditación? Quizás a lo mejor deberíamos decir: ¿De qué nos sirve una Religión Farisea, y una Ciencia Saducea?

Los Misterios de la Tierra quedan velados para nuestra Ciencia, porque la Ciencia no aprende a re-Conocerse a si misma; y sólo se rige por el apático sofisma exterior de las apariencias y los fenómenos mayávicos, pero obvia las Causas Reales de su propia in-Con-Ciencia.

El Planeta es un Ser Vivo pese al individuo, al doctor, al catedrático y la Universidad... Pese a nuestras Egocéntricas Escuelas Superiores de homínidos Dormidos que ya han perdido el Contacto con la Madre Tierra. La culpa no es de la Sabiduría Socrática, ni del Conocimiento Exento del Amor de los Dioses que un día vinieron de las Estrellas. ¡No existen culpas, ni culpables; Sólo una Endémica Ignorancia!

Una educación materialista sojuzgada por el Cartesianismo Enfermo y Empírico de la ciencia Euclidiana, una Ciencia sin DIOS que adolece del Principio Universal del AMOR, es un No-Conocimiento de uno Mismo, y quién no se Conoce a si Mismo, nunca jamás podrá abarcar, ni re-conocer los Misterios que oculta la Docta y Catedrática Ciencia de la Madre Naturaleza. ¡Ella es sabia, pero no es tonta!

¡No hay otra Diosa en el Olimpo de la Ignorancia Científica, que no Sea nuestra Madre Tierra! ¡Ella es la Diosa de la Ciencia y la Religión!

Para el Druida y Rabdomante Sabio re-conectado con el Sagrado Don de interpretación, el Telurismo es la Vida y la Libertad de elegir vivir en el Mejor Buen Lugar, y en el Mejor Buen Sitio para lograr co-Existir en Armonía con el Universo.

Pero para una Ciencia que vive de las sinapsis periclitadas del Intelecto y la Razón y ausente del CORAZÓN, el Telurismo persiste inviable, invisible e incognoscible; pues nunca la fría y estéril ciencia materialista lo podrá Conocer ni siquiera Discernir, o tal vez interpretar; con una tecnología tridimensional que solamente atisba el Espectro Electromagnético, un Espectro que solamente percibe en 3D; siendo por ello que la Ciencia ignora las líneas Hartmann y las líneas Curry, ¡porque no ve más allá de sus propias Narices Egocéntricas!

Una Ciencia que quemó al Doctor en Teología Giordano Bruno, vejó al científico Galileo Galilei, y despreció al Sabio Benedicto Espinosa. ¿Qué tipo de Ciencia era? Una Ciencia que era Propietaria de la Iglesia, una religión podrida y sin ciencia, víctima de la inmoral indecencia escolástica, ama y señora del oscurantismo secular e inquisidor de una Ciencia sin Amor, ni Espiritualidad. ¿Qué tipo de ciencia era?

Una ciencia que aún hoy en día es sierva y esclava de la química, la industria, la física y la consumista tecnología 3D.

 ¿Qué tipo de Ciencia es? ¿Es una Ciencia humana, o quizás una Ciencia inhumana? ¡Pobre Ciencia, qué bajo ha caído desde Platón!

El Telurismo necesita una Nueva Ciencia Espiritual, Divina, Amorosa, e Implementada desde el Corazón y la 4ª dimensión. Una ciencia que abarque lo físico, lo divino, y lo metafísico; desde lo tridimensional a lo tetradimensional que envuelve a la humanidad, en un haz de Luz y Amor planetario indescriptible: ¡Un orgasmo cognitivo entre la Ciencia y la Filosofía, la Conciencia y la Espiritualidad!

El Telurismo es importante pues la Tierra debe limpiar toda la contaminación que depositamos sobre ella; bien sea girando en órbita geo-estacionaria sobre nuestras cabezas; ya sea enterrándola en vertederos nucleares; lanzándola en profundas fosas oceánicas; o friendo al personal y al planeta con las microondas de nuestra en teoría civilizada y poderosa ciencia terrestre.

 ¿Es Ciencia que tengamos un mar inmenso de partículas de plástico flotando a la deriva en el Pacífico y en el Atlántico?

¿Qué Ciencia nos envuelve y domina? ¿Una Ciencia con Conciencia, o tal vez sin ella? Así el Telurismo se endurece y se acrecienta, y cada día cuesta más encontrar el Buen Lugar, y dormir en el Buen Sitio. ¡La Tierra nos Ama! pero... ¿Qué hacemos nosotros por protegerla?

La Tierra se defiende mediante las Energías Telúricas cada vez mucho más acrecentadas, y ese es el instrumento más inofensivo e inocuo que ella tiene para defenderse de la taxativa depredación humana. Donde Religión, Filosofía, Ecología, Geofísica, Tecnología, Ciencia, e inclusive la Geobiología de Salón de Té no llega... ¡llega el Druida, el Geomante, el Rabdomante y el Chamán Telúrico!

¡Una Ciencia que no respeta el Telurismo de Madre Tierra, es una Ciencia que asiste al Sepelio de su propios Prosélitos! Si la Ciencia no es capaz de darte las soluciones que tú necesitas para dormir en un Buen Sitio: ¡Pon un Chamán Telúrico en tu vida! y deja que la ciencia siga friéndonos las Neuronas con el 3G, el 4G y el 5G. ¿Qué maravillas nos deparará nuestra Ciencia sin Con-Ciencia?

Autor: Copyright © Alejandro Mir Flor All Rights Reserved
Fuente: 23 de julio de 2013 www.geopositiva.com

+34 977 815 815